Número 43     Página principal     Portal recoletos     Enlaces     Libro de visitas

Número 45     Página principal     Portal recoletos     Enlaces     Libro de visitas


Número 45 - ESPECIAL
PROVINCIAS
San Nicolás
Candelaria
Santo Tomás
San Agustín
Santa Rita
Consolación
San Ezequiel
 
COLEGIOS

Cristo Rey

S.Tomás

 
 
 

INFORMATIVOS

Antena informativa
Oar al habla
 

RECORTES-2

Número 44  

Recortes nº 43
Recortes nº 42
Recortes nº 41
Recortes nº 40
Recortes nº 39
Recortes nº 38
Recortes nº 37
Recortes nº 36
Recortes nº 35
 
 
 
ACTUALIDAD
religiondigital
periodista
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cristo Rey

 

El corresponsal. CARACAS


En los primeros días de septiembre, se iniciaba el curso entre apuros por la obra a que aludimos en la crónica precedente. Los remates del preescolar retrasaron tres días el comienzo de actividades para los alumnos de preescolar y primaria. Es cierto que no todos los detalles estaban listos, mas los salones se hallaban casi terminados y eso bastaba para empezar. En las semanas posteriores se completó la decoración, y se colocaron algunos muebles en las oficinas de entrevistas y en la sala de docentes.

La sección de bachillerato ya había arrancado sin especiales problemas. Sin problemas, exactamente no: estaban cerrando el año escolar anterior, por las cuestiones de calendario que todos recordamos. La preocupación por la situación social del país desapareció cuando vimos que todos los salones se llenaban, y hasta teníamos que excluir a algunos alumnos que solicitaban cupo. Gracias a Dios, el Agustiniano Cristo Rey sigue presentando una buena opción para muchas familias de esta Caracas tan golpeada. Poco a poco el ritmo de colegio se normalizó: reuniones por cursos con los representantes, entrega de planes de estudio, rutinas indispensables de cada año para que funcionemos al unísono. La comunidad, por su parte, andaba en los primeros días de curso sin la presencia del padre Eduardo, aún con su familia. Llegó la fecha de la asamblea de la vicaría a la que asistieron Lucilo y Javier. Y así transcurrió el mes de octubre.

En noviembre comenzaban las actividades para todos: Eduardo tenía casi listos los equipos del colegio con un buen número de muchachos, unos 200; Sátur remataba los detalles de mobiliario del preescolar y los siempre problemillas de inicio; Lucilo disponía de las listas de los mayores, y atendía las consultas de representantes y alumnos; Javier empezaba la catequesis para los niños y niñas que recibirán este año la primera comunión. Para el día 9 ya se celebró la primera convivencia con los padres y los niños de primera comunión. Queda además la reunión convocada aquí por el secretariado de pastoral educativa para tratar sobre el funcionamiento de los colegios y algunas preocupaciones comunes, y el cumpleaños de Javier, en el que participaron los religiosos de las otras comunidades de Caracas. 

A la vista, la fecha grande de Cristo Rey: la celebración de la eucaristía con todo el colegio y la entrega de botones a los que cumplan determinados años de servicio. Además, este año, la bendición de las nuevas instalaciones del preescolar. El viernes 21 de noviembre, misa a primera hora, con la presencia del padre Félix Alonso, venido de España para reunirse con el ecónomo de la vicaría, y también con la del padre Daniel, el párroco de Nuestra Señora de la Consolación, a la que pertenece la casa. Escuchamos las voces del coro de preescolar, y disfrutamos con la primera actuación de nuestro grupo de gaitas que nos deleitó con sones navideños. Después de la misa, un ratito de música y actividades varias. A las 11.00 horas marchaban los alumnos. Entonces procedimos a la bendición de la nueva obra de preescolar, rito oficiado por el prior de la comunidad, que nos volvió a recordar la grandeza e importancia para Venezuela de nuestra labor educativa.

Contemplamos una exposición de la construcción junto con fotos de algunos momentos importantes de nuestro colegio. Todos contentos por lo nuevo, y a la mesa donde nos esperaba la paella y el pastiche con una buena tarta. Al finalizar la comida, se procedió a la entrega de botones con pitos y cintas de colores: un gran día para el recuerdo. Mencionemos, por último, la convivencia del día 22 de noviembre con los muchachos de cuarto año que se preparan para la confirmación; participaban el padre Javier, algunos profesores y el equipo de pastoral del colegio. El mismo día los demás religiosos de la casa acompañaban en Las Mercedes a Eddy en su cumpleaños. En la calle comenzaban las recogidas de firmas: unas para una cosa, y otras para otra cosa. Así quedamos entre olor a Navidad.


 

 

Número 45     Página principal     Portal recoletos     Enlaces     

Libro de visitas

© Agustinos Recoletos. Provincia san José 2003