Número 43     Página principal     Portal recoletos     Enlaces     Libro de visitas

Número 45     Página principal     Portal recoletos     Enlaces     Libro de visitas


Número 45 - ESPECIAL
PROVINCIAS
San Nicolás
Candelaria
Santo Tomás
San Agustín
Santa Rita
Consolación
San Ezequiel
 
COLEGIOS

Cristo Rey

S.Tomás

 
 
 

INFORMATIVOS

Antena informativa
Oar al habla
 

RECORTES-2

Número 44  

Recortes nº 43
Recortes nº 42
Recortes nº 41
Recortes nº 40
Recortes nº 39
Recortes nº 38
Recortes nº 37
Recortes nº 36
Recortes nº 35
 
 
 
ACTUALIDAD
religiondigital
periodista
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Maracaibo

 

P. José Luis Alonso


El día 4 de octubre, la comunidad MAR celebró en el templo parroquial San Miguel, de Maracaibo, sus cincuenta años de vida y trabajo en Venezuela, dando gracias a la Santísima Trinidad por el don y privilegio de haber podido ser religiosas e instrumentos de evangelización. Cincuenta años de vida consagrada, en los que con entrega y dedicación han testimoniado la presencia activa de Jesús, ofreciendo lo mejor de si mismas en los colegios, en la catequesis, en la evangelización en una zona periférica de marginación y pobreza, en la misión de Atapirire...

La eucaristía fue una concelebración en la que participaron varios sacerdotes diocesanos y los agustinos recoletos, padres Jesús Galdeano, José Luis Alonso, Pablo López y Emilio Montes. Presidió monseñor Ubaldo Santana, arzobispo de Maracaibo. También quiso participar en esta celebración nuestro hermano Antonio Álvarez, muy unido a las comunidades y siempre dispuesto a ayudar en todo lo que necesitamos.

Hubo una representación de exalumnas y personas allegadas a las MAR tanto del Táchira como de Caracas y Maracaibo, quienes públicamente manifestaron su sincero afecto, agradecimiento y apoyo. El señor arzobispo mostró en la homilía el aprecio y admiración por las religiosas, y reconoció la importante labor que desarrollan en Maracaibo. Aunque no fue masiva la celebración, resultó solemne y familiar. Al acto religioso siguió el almuerzo compartido en un clima de fraternidad.

 


Parroquia Santa Rosa

Desde que la Orden asumió la parroquia, los párrocos han desarrollado una admirable labor de evangelización, y se han preocupado no sólo de las necesidades espirituales sino de las materiales, pues ambas eran palpables. Como primera providencia, se insistió en la preparación y celebración de los sacramentos, en la predicación y la catequesis. Se aprovechó y promovió la religiosidad popular, se constituyeron grupos apostólicos, se reforzaron los existentes y se buscaron nuevos agentes de pastoral que se encargaran también del campo social. Esta línea la ha asumido y continuado el padre Justo Rioja, cuya dedicación está contribuyendo a potenciar lo conseguido hasta el presente. El primer domingo de mes se reúne con el consejo parroquial, se analiza lo hecho y se programa el quehacer pastoral inmediato. Funcionan los equipos de catequesis, pastoral familiar y social, liturgia, legión de María, cofradías del Santísimo y de santa Rita, acción católica, y las asociaciones fraternidad seglar agustino-recoleta y madres cristianas santa Mónica.

Con el propósito de formar a los laicos y de hacerles vivir como Iglesia, se ha puesto especial interés en contar con un lugar adecuado. Al padre Justo le ha tocado culminar la construcción del edificio, en cuyas dependencia no sólo se reúnen los diferentes grupos parroquiales sino que se imparten talleres formativos y se prestan servicios médicos. Todos los visitantes han quedado gratamente impresionados por el entusiasmo y dedicación del padre Justo, y además han valorado la infraestructura y equipamiento del edificio que, en un barrio popular y sin ingresos suficientes, resulta funcional, y cuenta con materiales de calidad. Con la ayuda de unos y de otros, el padre Justo ha puesto en funcionamiento este edificio de servicios múltiples, pues los diferentes salones -con nombres de santos agustinos- los utilizan las mujeres de acción católica para talleres de promoción social, acogen las catequesis y, en ocasiones, sirven como salas de proyección para fines diversos. La vicaría provincial ha puesto especial empeño en cooperar muy generosamente en esta obra evangelizadora, a cuya realización ha destinado una significativa aportación económica.

En la referencia al módulo social de la parroquia Santa Rosa, no queremos pasar por alto una actuación del padre Justo Rioja. Tuvo la feliz idea de aprovechar una pared desnuda para un mosaico que representara a santa Rita. Hasta aquí, nada especial. Lo que sí es digno de ser reseñado es el procedimiento: en una zona humilde y de muy escasos recursos en todos los aspectos, no había "especialista" que pudiera llevar a cabo el proyecto, pues ni se contaba con medios, ni era conocido ese tipo de trabajo en muchos kilómetros a la redonda. Estas y otras carencias, en vez de ser una dificultad para el padre Justo, se le presentaron como un reto, una oportunidad para confirmar que más consigue el que quiere que el que puede. Empezó por entusiasmar a una "artista" que fuera capaz de diseñar la silueta de santa Rita. Conseguido esto, se presentó en una fábrica de losetas donde le regalaron mosaicos de diferentes colores. Ahí mismo descubrió la persona capaz de colocar, con paciencia y arte, todos y cada uno de los trocitos de mosaico: el artista improvisado nunca había tenido una encargo así, pero fue el interés del párroco el que supo descubrir esta faceta oculta del paciente y sabio instrumento humano. Ya está casi terminada la obra que deja admirados a cuantos contemplan un trabajo para casi todos completamente nuevo. Desde ahora, en quienes recorran el pasillo por donde se accede a la cancha cubierta y a los salones aumentará la devoción a la santa de los imposibles. El padre Justo sobresale en el campo musical por los conocimientos y gusto interpretativo; sin embargo, a todos ha sorprendido por esta nueva faceta artística, cuya expresión podemos admirar en este mosaico en honor de la santa de Casia.



La fraternidad 
Santa Rosa celebra


Llenos de gozo -nos dice un corresponsal- celebramos las solemnidades de santa Mónica y san Agustín. Con la iglesia llena de miembros de la comunidad de madres cristianas santa Mónica, celebramos la eucaristía en su honor, y dimos gracias al Señor por tantos favores derramados sobre nuestros hijos. Para la fiesta de nuestro Padre nos preparamos con la novena, durante la cual reflexionamos sobre sus virtudes y estilo de vida, con el fin de acercanos al que es modelo de santidad, Cristo Nuestro Señor. En la solemnidad dispusimos nuestros corazones inquietos para vivir la eucaristía en la que se despertaron en nosotros emociones llenas de esperanzas. A la misa siguió la mesa preparada con mucho esmero por algunos hermanos de la fraternidad, y compartimos una rica cena donde reinaron la alegría y el compañerismo.

Igualmente celebramos la fiesta de nuestra patrona, santa Magdalena de Nagasaki, día esperado por todos, en especial por los siete nuevos miembros que hicieron sus promesas. Dieron gracias a Dios por tan importante momento de su vida, y aceptaron ser fieles al llamado del Señor cumpliendo su voluntad, para crecer juntos y estar unidos en una sola alma y un solo corazón.

 

 


 

 

Número 45     Página principal     Portal recoletos     

Enlaces     Libro de visitas

© Agustinos Recoletos. Provincia san José 2003