Número 43     Página principal     Portal recoletos     Enlaces     Libro de visitas

Número 45     Página principal     Portal recoletos     Enlaces     Libro de visitas


Número 45 - ESPECIAL
PROVINCIAS
San Nicolás
Candelaria
Santo Tomás
San Agustín
Santa Rita
Consolación
San Ezequiel
 
COLEGIOS

Cristo Rey

S.Tomás

 
 
 

INFORMATIVOS

Antena informativa
Oar al habla
 

RECORTES-2

Número 44  

Recortes nº 43
Recortes nº 42
Recortes nº 41
Recortes nº 40
Recortes nº 39
Recortes nº 38
Recortes nº 37
Recortes nº 36
Recortes nº 35
 
 
 
ACTUALIDAD
religiondigital
periodista
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Crónica 

desde el Monasterio

 

 

P. Juan Ángel Nieto. MONASTERIO DE YUSO.

 

Septiembre ha sido mes de conmemoraciones en San Millán y Estollo. Berceo mantiene las celebraciones de octubre en honor de la Virgen del Rosario. La fiesta de la Traslación y la de los Amigos de San Millán y los tradicionales días de acción de gracias han tenido ocupados a los párrocos y a quienes ejercen de tales. Los pueblos de El Valle conservan el legado religioso de sus mayores, y no han de perderse estas sanas costumbres. Aunque oficialmente el párroco de Berceo y Estollo es el prior de la comunidad, la atención pastoral a estos pueblos viene siendo un poco tarea de todos, particularmente de los padres Tirso Alesanco, José Ramón Pérez y del prior. En ocasiones, ante la acumulación de compromisos, hemos necesitado la ayuda del padre José Antonio Asenjo, que desde Logroño ha colaborado en este servicio.

 

Ha continuado el ritmo normal de vida, quizá alterado por distintos compromisos. Así el prior atendía a las hermanas de León en los ejercicios espirituales, y el padre Tirso hacía lo propio en los conventos de Medina Sidonia y Calzada de Oropesa. El padre Fernando Sacristán ha dirigido los ejercicios de las hermanas de Lucena, y el prior el retiro anual de las cistercienses de Cañas. El retiro de Adviento de CONFER Rioja también lo ha tenido el padre Juan Ángel Nieto. Por su parte, el padre José Ramón, además de sus múltiples ocupaciones dentro de la casa o como miembro del consejo provincial, ha encontrado tiempo para un retiro a los hermanos agustinos de La Vid, aunque estuviera aquejado de las molestias propias de la gripe.

 

Y hablando de gripes, no sólo el padre José Ramón ha sentido sus efectos, sino que los han sufrido fray Félix Vásquez y, de una manera muy especial, el hermano José Cuesta, que desde la cama y con fuerte medicación ha visto cómo pasaban los días. Hacía muchos años que nadie lo recordaba tantos días en su celda. A su vez, el padre Jesús del Pozo ha estado una buena temporada internado en el hospital San Pedro, en la capital riojana, por una neumonía. Ya restablecido, se incorporó a la comunidad. Ello ha permitido que en compañía del prior provincial se haya trasladado a Madrid, donde continúa para una serie de revisiones y para completar la recuperación. Los demás, de momento, parece que vamos sorteando las inclemencias de este invierno que, a juzgar por los fríos y la nieve que ya cubre los montes de alrededor, prevemos va a ser riguroso. Para cerrar el capítulo de la vida comunitaria y de sus afanes, no estará de más referirnos a la colaboración —no mucha— que venimos dedicando a las actividades de la ONGd Haren Alde, en las gestiones ante organismos públicos y ayuntamientos, como los de Logroño, Cenicero y Santo Domingo de la Calzada.

 

Queremos asimismo dejar constancia de dos noticias. Es sabido que el señor obispo, monseñor Ramón Búa, sufrió hace unos meses un accidente de tráfico. A consecuencia de este doloroso suceso, sumado a sus antiguos achaques, presentó ante la Santa Sede la renuncia como pastor de la diócesis. Para suplir la vacante ha sido nombrado como administrador apostólico monseñor Fernando Sebastián, obispo de Pamplona, quien tomaba posesión el día 11 de octubre en la concatedral de Santo Domingo de la Calzada. La comunidad se hizo presente en este acontecimiento, así como en el homenaje-despedida a monseñor Ramón Búa, que tuvo lugar el 29 de noviembre, y que constituyó una verdadera demostración de afecto y de gratitud hacia quien hasta hace pocas fechas ha sido padre y pastor en la fe.

 

A lo largo de estos meses la comunidad ha tenido ocasión de recibir a distintos hermanos nuestros que han querido compartir nuestra vida, siquiera por unas horas. Hemos tenido la visita frecuente de los hermanos del gobierno provincial y, con mayor frecuencia, la del ecónomo provincial. Los religiosos, hijos de este pueblo y alrededores han sido pródigos en visitarnos; y también lo han hecho el padre Ricardo Rebolleda, el padre César León, doña Ana María Vega y un largo etcétera.

 

Obras

 

La obra de reforma del antiguo noviciado para centro de espiritualidad sigue su ritmo. El área de las habitaciones —treinta y ocho— está prácticamente terminada, a falta de pequeños detalles de carpintería y de una buena limpieza. Faltan los muebles, mampara de ducha, cabezales para las camas, mesillas...

 

La restauración de la iglesia continúa adelante. La nave central está casi restaurada, si exceptuamos el tramo del crucero y el mismo crucero. La inversión de la obra de restauración de la nave central y del tejado corre a cargo de la Fundación San Millán. El problema de los tejados no se ha solucionado de forma definitiva, sino que ha habido un simple retejado. El tiempo nos dirá si ha resultado suficiente esa medida.

 

Actuaciones menores

 

El proyecto de restauración de los cuadros que durante muchos años decoraron el Salón de los Reyes quedó paralizado a partir de los cambios en la administración del gobierno autonómico. Otro tanto podemos decir del proyecto de restauración y encuadernación de unos ochenta libros de la biblioteca, los más valiosos o necesitados de una intervención adecuada. La Fundación San Millán y la Fundación Altadis firmaron en su día un convenio para llevar a cabo esta obra, pero después de la restauración de dos ejemplares el asunto está atascado, si bien tras la última reunión de los responsables del proyecto, del bibliotecario de la comunidad —padre Juan Bautista Olarte— y la comisión de patrimonio de La Rioja parece vislumbrarse un poco de luz. Por el contrario, la restauración de las imágenes del trascoro podemos decir, con satisfacción, que está a punto de llegar a buen término: sólo falta entregar una y un pequeño retoque de otra. Las ocho imágenes del trascoro y otras cuatro también necesitadas de reparación han sido restauradas gracias a las aportaciones de la Asociación Amigos de San Millán.

 

Proyección externa

 

La vida y la actividad de esta comunidad tiene cada día una mayor referencia al exterior. Los compromisos con organismos o instituciones son crecientes. Así nos hemos hecho presentes en las dos conferencias programadas hasta el momento por el Ateneo Riojano en el ciclo de este año dedicado a ensalzar a los riojanos olvidados. La primera tuvo como protagonista a D. Tarsicio Lejárraga, guardián de Suso, y fue pronunciada por el prior de la casa, padre Juan Ángel Nieto; la segunda dedicada al Cardenal Aguirre, ilustre logroñés y monje de este monasterio, la pronunció don Nicolás Prado.

 

Por otra parte, en el Salón de la lengua se han celebrado distintos actos de relieve y de clara proyección exterior. Así, el 4 de octubre la Confederación de Ateneos de España hacía entrega del Premio a la tolerancia a D. José María Múgica Herzog, defensor del pueblo. La Cámara de Industria y Comercio de Bilbao organizaba, poco después, un encuentro de las capitales más importantes del mundo en producción de vinos, y hasta San Millán acudían representantes de Australia, África del Sur, USA, Chile, Alemania, Italia, Francia y, por supuesto, de las regiones de España en la producción y mercado de vino de solera. Días más tarde se celebraba el tercer seminario de la Escuela interlatina de altos estudios en la lingüística aplicada. El 1 de noviembre, y convocadas por la organización Sodetur, se daba cita aquí casi un centenar de turoperadoras mexicanas. Y para no alargar la reseña, mencionaremos las jornadas de estudio de los Directores generales de salud de las distintas comunidades autónomas de España, o la reunión de la divisa, Solar y Casa Real de la Piscina, el 29 de noviembre.

 

Dos muertes muy sentidas

 

El día 18 de junio fallecía en Logroño D. Eduardo Fernández de la Pradilla, quien durante muchos años ha sido vicepresidente de la Asociación Amigos de San Millán. Abogado de profesión y por vocación, ejercía su trabajo como un servicio a la libertad y a los derechos de sus defendidos. De profundas y bien arraigadas convicciones cristianas, era también persona comprometida con su ciudad, a la que sirvió desde su cargo de oficial mayor, letrado y vicesecretario del ayuntamiento. Hombre honesto y cabal, muy acogedor y gran amigo de sus amigos. En la vida civil, un "patricio"; en casa, un "paterfamilias"; en la Asociación de Amigos de San Millán, un gran amante del monasterio y de los que en él moran. Don Eduardo ha sido no sólo un devoto reverente de la Virgen de Valvanera o de san Millán, sino, como los antiguos caballeros, un poco fraile.

 

El día 17 de julio fallecía en Madrid a los 73 años de edad el que fue uno de los fundadores y el primer presidente de la Asociación Amigos de San Millán, Don Eugenio Mazón Verdejo. Natural de Haro, licenciado en derecho, ha ocupado cargos de relevancia en la administración del Estado y en empresas de renombre. Desde 1985 era presidente del Centro Riojano de Madrid, y a partir de 1991 de la Federación Internacional de Centros Riojanos. Pero Don Eugenio destacaba por el amor a La Rioja y por su identidad plena con los valores religiosos y espirituales de su tierra. En la biografía de Don Eugenio ocupan un lugar destacado Haro y la Virgen de la Vega, la Virgen de Valvanera y San Millán. Su amor a San Millán le llevó a identificarse con nuestra comunidad y con la espiritualidad agustino-recoleta. Somos muchos los que recordamos el gran afecto que sentía hacia nosotros, y muchos también los que hemos conocido su profunda devoción a san Ezequiel Moreno.

 

En la biografía de uno y otro, hay una fecha importante: el 10 de octubre de 1998, día en que el prior provincial admitía a ambos a participar de las gracias y bienes espirituales de la provincia San José, y les entregaba un documento que certificaba esta comunión con nuestra provincia y, por medio de ella, con la Orden. Descansen en paz, y que el Dios de la vida se la conceda para siempre.

 


 

 

Número 45     Página principal     Portal recoletos     Enlaces     

Libro de visitas

© Agustinos Recoletos. Provincia san José 2003